Prevención de Caries: Cómo Prevenir la Formación de Caries

La caries es una enfermedad infecciosa dental que ataca al esmalte del diente. Es una de las patologías más comunes en la población infantil y en adultos. Se caracteriza por la pérdida del tejido dental, que se origina por la destrucción del esmalte por la acción de ácidos producidos por bacterias que se encuentran en la placa dental.

Esta enfermedad se desarrolla en un proceso que se acompaña de cuatro etapas:

  • Formación de la placa dental: se producen depósitos de bacterias en los dientes, una capa de microorganismos llamada placa dental.
  • Formación de ácidos: estas bacterias producen ácidos que destruyen el esmalte del diente.
  • Formación de caries: el ácido corroe el esmalte, formando una cavidad en el diente.
  • Progresión de la caries: si no se trata, el ácido se extiende a la dentina, el tejido que se encuentra bajo el esmalte. Esta es la etapa más avanzada de la enfermedad y puede llegar a afectar la pulpa dental.

Aunque la caries es una enfermedad muy común, se puede prevenir con una correcta higiene oral. La limpieza diaria de los dientes con cepillo y pasta dental, el uso del hilo dental y la realización de chequeos dentales periódicos son algunas de las medidas más eficaces para prevenir la caries.

Por otro lado, para tratarla hay que acudir al dentista. Si la caries se encuentra en una etapa avanzada, el profesional dental puede optar por rellenar el hueco con un material específico para sellar la cavidad y evitar que se extienda la enfermedad a la dentina o a la pulpa. Esta solución es temporal, ya que el material puede ser atacado por las bacterias y sufrir desgaste con el tiempo. Por ello, la mejor forma de tratar una caries es la extracción del diente afectado.

¿Qué es la placa bacteriana?

La placa bacteriana es una capa fina e invisible formada por bacterias y restos de alimentos. Esta placa se adhiere a los dientes y contiene una gran cantidad de bacterias, principalmente Streptococcus mutans y Lactobacillus. Estas bacterias se alimentan de los azúcares del alimento, produciendo ácidos que atacan al esmalte dental. Si la placa bacteriana no es eliminada, los ácidos pueden dañar el esmalte dental y provocar la formación de caries.

¿Cómo se previene la caries?

La prevención de la caries es fundamental para mantener una buena salud bucal. Algunos de los pasos a seguir para prevenir la caries son los siguientes:

•Cepillarse los dientes correctamente después de cada comida con una pasta dental con flúor.

•Utilizar el hilo dental diariamente para eliminar la placa bacteriana de zonas difíciles de alcanzar.

•Visitar al dentista regularmente para realizar limpiezas profesionales y exámenes.

•Consumir alimentos ricos en calcio y fósforo para fortalecer los dientes.

•Evitar el consumo excesivo de dulces y alimentos ricos en azúcar.

•Mantener una buena higiene bucal con productos adecuados para su edad.

•Controlar los niveles de estrés para reducir el riesgo de caries.
Es importante recordar que practicar una buena higiene bucal es el mejor método para prevenir la caries. Se recomienda cepillarse los dientes al menos dos veces al día con una pasta dental que contenga flúor, usar hilo dental y enjuagues bucales. Además, visitar a un profesional dental al menos una vez al año para una limpieza profunda y un examen de rutina para detectar la caries en su etapa inicial.

Deja un comentario